Una guía para disolver detergente para lavavajillas congelado

Los lavavajillas son los verdaderos salvadores del hogar de nuestra vida moderna. A medida que estamos presionados por el tiempo, continuamente realizando múltiples tareas dentro de nuestro trabajo y nuestra vida profesional, la cantidad de esfuerzo y horas que podemos ahorrar con un lavavajillas no tiene precio. Si bien nuestra relación con nuestro lavavajillas es bastante unilateral, llega un momento en que nuestro amigo de la limpieza automática necesita un poco de nuestro apoyo. Para toda la limpieza que hace, también necesita un poco de limpieza de vez en cuando.

Como usamos jabón y detergente para limpiar los platos, los residuos de estos materiales de limpieza pueden acumularse. Como este la acumulación crece, el detergente sobrante se adhiere a los lados del lavavajillas sin disolverse, congelarse y difícil de limpiar.

Si esta acumulación continúa acumulando residuos, puede causar todo tipo de bloqueos, particularmente dentro del dispensador.

Afortunadamente, no es impotente para evitar que esta masa de sustancia pegajosa ponga en peligro su relación con su lavavajillas, ya que estamos aquí con una guía de mantenimiento simple para garantizar que su lavavajillas permanezca feliz y saludable.

Materiales

Pero antes de entrar en la guía paso a paso, repasemos algunos de los materiales y productos que necesitará para un trabajo de limpieza exitoso:

  • Vinagre blanco
  • Levadura en polvo
  • Toalla de cocina
  • 1 esponja
  • 2 trapos o paños
  • 1 tazón (apto para lavavajillas)
  • 1 cepillo de dientes viejo
  • Un par de guantes de goma

Paso 1

En primer lugar, comencemos con lo esencial. Ponte los guantes de goma, toma un montón de toallas de papel y haz lo que puedas para eliminar la mayor cantidad posible de detergente endurecido. No pases demasiado tiempo aquí, solo unas pocas pasadas para ver si puedes reducir el tamaño de la escoria.

Paso 2

Obtenga un intestino apto para lavavajillas y llénelo con una taza de vinagre blanco. Una vez que haya hecho eso, simplemente coloque el tazón en el estante superior o en la fila de su lavavajillas y cierre la puerta. Coloque su máquina en un ciclo de lavado con agua caliente de limpieza y enjuague. Esto permitirá que el vapor del vinagre se disperse y afloje el agarre de los residuos en su lavavajillas, lo que facilitará la limpieza en nuestro próximo paso.

Paso 3

¿Pensaste que el trabajo duro terminaría con la toalla de papel? ¡Adivina otra vez! Ahora es el momento de realmente fregar. Toma tu esponja y mojala con un poco de agua tibia. Si desea aumentar la efectividad de su esponja / depurador, simplemente agite un poco de polvo de hornear sobre la esponja con tanta precisión como Ainsley Harriott rociando Suzy Salt y Percy Pepper sobre una lubina. Con todo eso hecho, ¡comienza a restregar! Si encuentra que parte del detergente está en un lugar difícil de alcanzar, no se preocupe: es entonces cuando ese cepillo de dientes viejo, que ha querido tirar, es útil. Al igual que con tu esponja, moja el cepillo de dientes y espolvorea un poco de polvo de hornear antes de ponerte a trabajar.

Paso 4

Ahora, con todos esos residuos arreglados, es el momento de darle al lavavajillas una última revisión. Tome un trapo o paño húmedo y limpie todas las superficies. Use otro paño o trapo para secar la unidad y ¡listo!

Con solo una pequeña limpieza una vez cada dos meses, puede mantener su lavavajillas feliz y eficiente. En SAT Alicante, muchas personas se comunican con nosotros con problemas con el lavavajillas, y muchos de ellos pueden estar relacionados con el uso de detergente y la falta de mantenimiento / limpieza adecuados. Por ejemplo, usando alta calidad El detergente puede ayudar a que su lavavajillas se mantenga en perfecto estado.

Cómo puede ayudar a su lavavajillas a disolver el detergente

Hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a su lavavajillas a digerir correctamente el detergente, como disolverlo primero en agua, agregar el detergente antes que el agua o reducir la cantidad de detergente que está usando. La baja temperatura del agua, así como la calidad del agua, también pueden afectar la capacidad de descomposición del detergente. El detergente tiende a funcionar mejor en altas temperaturasy el agua dura requiere más detergente que el agua blanda.

¿Qué te ha parecido nuestro servicio?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *